PRIMEROS APUNTES

MNEMOTECNIA LAB es un laboratorio de investigación que inició en febrero del 2018 en la ciudad de Barcelona. Surge a partir de “El Movimiento”, proyecto residente de creación en La Visiva - espai pel moviment. Actualmente, deriva su investigación hacia la creación de una instalación viva; una instalación performática donde los cuerpos del público activarán y serán activados a través de diversos dispositivos sensoriales desencadenados desde la sonoridad.

 

MNEMOTECNIA LAB es un espacio de encuentro donde investigamos los canales de conexión con la memoria a través de diversos dispositivos sensoriales. Mediante varias sesiones de laboratorios interdisciplinarios, esta investigación en movimiento, pretende identificar, codificar y decodificar dispositivos que le permitan al individuo, reconectar con los elementos esenciales de la presencia y la consciencia humana.

 

    Intentamos responder a la siguiente pregunta:

    ¿Cómo entrar desde y hacia el cuerpo para activar la memoria sensorial?

 

Desde sus inicios MNEMOTECNIA LAB planteo al movimiento como eje articulador de su investigación. Una investigación que se plantea la búsqueda de los diversos canales corporales que nos permiten activar la conciencia a partir del encuentro con la memoria. Creemos firmemente que las “huellas” o marcas invisibles que deja el movimiento a su paso por el cuerpo, tienen un profundo potencial capaz de conectar a cualquier ser humano con el archivo mnemotécnico de su memoria colectiva / primitiva / humana / consciente.

 

Hablamos, habitamos e identificamos, codificamos y decodificamos las huellas del movimiento, de la memoria solamente a través de la experiencia corporal.

 

Los códigos/ herramientas /conceptos de la práctica del grabado nos permitieron entender con claridad las maneras como esas memorias y el paso del movimiento se imprimen y sellan (en términos del grabado) a  través del cuerpo. Solo es posible verlas con y a través del cuerpo. La preponderancia de lo visual a la que nos han acostumbrado se queda corta para “mirar” y entender este “grabado”, la huella que deja a su paso hay que vivirla.

 

Siendo conscientes de que vivimos en un mundo de símbolos, signos, códigos y lenguajes, surge la necesidad de generar espacios de encuentro donde dejarnos afectar nuevamente por “lo esencial”. Esto se define, en este caso, a través de la ritualidad evocada en cada laboratorio - un espacio vacío donde la comunicación de la realidad propia y colectiva se vuelve posible y la presencia se instala sin prejuicios.